Clases individuales para niños

Los niños aprenden fácil y rápidamente, pero es muy importante cómo se les entrega el material.

¡El movimiento, la actividad, la risa y los compañeros son los mejores aliados en la enseñanza infantil!
Nos aseguramos de que tu hijo no perciba estudiar como un trabajo duro y aburrido, todo lo contrario: de que todo el rato sienta que se divierte hablando polaco en clase. Cuando nos dirigimos a los niños, usamos un lenguaje simple y muchas repeticiones, tal como los padres enseñan a los hijos su lengua materna. Aparte de eso, simulamos situaciones prácticas de vida cotidiana cuando el niño tiene que usar polaco, aprovechando la pantomima, juegos variados y actividades de risa. Gracias a ello, los niños asocian las clases con algo muy positivo y están realmente motivados a participar, seguir aprendiendo y hacer un rápido progreso.

Las docentes de polaco son dotadas de una rica imaginación, un carácter amable y artista y están radiante de entusiasmo y pasión. Se comprometen de manera responsable y siempre se aseguran de que las clases sean una experiencia positiva y alegre para los niños.